CVXURUGUAY Comunidad de Vida Cristiana

Compartir la vida en pareja, en presencia de Dios

El fin de semana del 6 y 7 de setiembre, tuvo lugar en Manresa, un Retiro de Novios, acompañado por Eduardo Casarotti sj y dos matrimonios de CVX. Compartimos con ustedes el testimonio de dos parejas de nuestra Comunidad Nacional que participaron del Retiro. Gracias Patricio, María José, Sebastián y Carolina!! 

Esperamos que estos testimonios ayuden y animen a seguir creciendo y nutriéndonos de propuestas como estas, que enriquecen el camino compartido…

Aquí los testimonios:

Siempre es importante detenerse y mirar el  camino recorrido. Para nosotros esa fue la intención y resultado de este retiro de parejas, una instancia original que logró unir dos de los aspectos más importantes para nosotros, la fe y el compartir en pareja.

Las dinámicas invitaban a plantearse uno los temas para luego poner en común con la pareja, proceso no habitual del día a día, donde uno se acostumbra a largar lo que le parece o piensa rápidamente sin pasarlo por el corazón. Esto de alguna manera desgasta la relación en lo cotidiano ya que se pierden esas cosas pequeñas –o no tanto –  que caracterizan a la pareja. También hubieron momentos muy ricos de compartida con el grupo, y momentos de diversión que hicieron que la actividad fuera aún mejor.

Pato y Majo

María José Arocena (Comunidad de Guzmán) y Patricio Vaneria (Comunidad Rumbo) 

El grupo que se formó fue de lo más diverso e interesante, de parejas con ya largo camino recorrido y otras que comenzaban su noviazgo, lo cual enriqueció  la compartida y da la pauta de que somos muchos los que nos interesa vivir la vida en clave de Fe.

Profundamente agradecidos por la instancia de compartida que vivimos, con la oportunidad de ser  testigos de los testimonios de otros procesos de pareja que de alguna manera dieron luz a la nuestra.  

Sebastián y Carolina, nos compartieron:

Un retiro para novios es una propuesta muy novedosa, ya que son demasiado escasas las actividades pensadas para los que estamos viviendo el proceso de noviazgo, -considerando el gran desafío que implica ser una pareja de jóvenes cristianos en el mundo de hoy-. Por lo tanto, aprovechando la oportunidad que se nos brindaba, el fin de semana del 6 y 7 de setiembre asistimos al primer retiro de novios en Manresa. Dedicar un tiempo a la pareja, un tiempo juntos, a pensar y rezar cómo estamos viviendo nuestra relación, en un ambiente de reflexión y sin distracciones es algo difícil de generar en la cotidianeidad de la vida.

Del retiro participamos unas seis parejas, procedentes de diversos círculos y pertenecientes a diferentes parroquias, y fue acompañado por los matrimonios Gadola-Rodríguez y Assandri-Mattos, así como también por Eduardo Casarotti S.J. Mencionarlos no es trivial ya que para nosotros y para la dinámica del retiro en general fue un gran aporte su testimonio, dado que compartieron muchas de sus experiencias de pareja enriqueciendo nuestra relación y ayudándonos a comprender mejor qué implica esto de vivir la vida de a dos.

Sebastian y Carolina

Sebastían Sommer y Carolina Cardozo, de la Comunidad de Tona.

Las propuestas eran simples y el ambiente ameno e integrador. Los temas trabajados se basaban en los aspectos y cualidades que hacen a la vida de pareja (comunicación, afectividad, proyectos comunes…). Las pautas se rezaban en primer lugar individualmente para luego continuar la oración en pareja, compartiendo y conversando lo rezado. Asimismo, el ambiente que se generó en el retiro fue sumamente agradable, de respeto y comprensión.

Este retiro de novios, para nosotros fue una oportunidad para poder dedicar un tiempo a conversar temas que muchas veces quedan fuera de la rutina. Temas que si bien puede que hayan sido hablado muchas veces, vale la pena volver a tratarlos, con mayor profundidad y nuevas perspectivas, o quizás simplemente para confirmar lo ya acordado. Creemos que tener la posibilidad de hacerlo bajo la luz de la fe, y en presencia de Dios, es un regalo muy grande, y queremos aprovecharlo.

El retiro nos renovó la idea de que vale la pena el desafío de ser una pareja cristiana en el mundo que hoy nos rodea, que vale la pena vivir compartiendo y sosteniéndonos en nuestra fe, y que desde ahí queremos participar en la construcción del Reino de Dios.

De este encuentro en Manresa no nos llevamos ningún asunto solucionado, ni ninguna receta para saber cómo seguir esta historia, únicamente salimos con la confirmación de querer seguir construyendo esta vida juntos, y hacerlo de la mano de Dios.

Novios

CVX URUGUAY

Comunidad de Vida Cristiana © 2017

Circo