CVXURUGUAY Comunidad de Vida Cristiana

Domingo XXII del Tiempo Ordinario

Primera Lectura: Libro del Deuteronomio 4,1-2.6-8

Salmo: 15(14)

Segunda Lectura: Carta de Santiago 1,17-18.21b.22.27

Evangelio: según San Marcos 7,1-8.14-15.21-23

Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar. Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras y de la vajilla de bronce. 
Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: "¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?". El les respondió: "¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos. Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres". Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: "Escúchenme todos y entiéndanlo bien. Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre. Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino. Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre". 

Reflexión: "El evangelio apunta a cómo nuestro corazón, que es bueno porque es de Dios y porque ahí él nos encuentra siempre, tiene el poder para cambiar las cosas: ya sea para hacerlas mejores, ya sea para meter la pata y dejar que se nos vaya muriendo de poco…" Rafael Stratta, s.j.: http://www.rjisantafe.com.ar/101-evangelios/200-reflexion-evangelio-domingo-30-de-agosto

Oración: Inspirada en el Salmo 14.

¿Quieres vivir conmigo? ¿Quieres habitar en mi tienda, plantada junto a vosotros? ¿Quieres compartir mi camino, mi pan, mi alegría? Te voy a contar por dónde has de caminar… Vive con honradez, y practica la justicia, como la aprendes de mí. La justicia que atiende al abatido, la justicia trenzada con misericordia, la justicia de una ley que nunca olvida a las personas. Sé leal conmigo y con tu prójimo. No le traiciones. No mientas ni calumnies, que las palabras pueden hacer mucho daño. No hagas el mal, que bastante complicado está ya el mundo. Sé crítico con quien pisotea, con quien abusa, con quien mata el amor y la vida. No uses la riqueza para construirte una muralla. Da la cara por el inocente, aunque te suponga conflicto o riesgo. Vive así, y acertarás… 

Foto

CVX URUGUAY

Comunidad de Vida Cristiana © 2017

Circo