CVXURUGUAY Comunidad de Vida Cristiana

Dimensión Apostólica

 

Cada persona es invitada a responder la llamada de Cristo desde sus circunstancias particulares: ser amado por Dios se traduce en ser enviados de Dios. Ser cristiano supone ser discípulo, y por tanto haber recibido la misión profética, una misión que tendrá muchas facetas. Tal vez la más importante sea la de comunicar esperanza y sentido del vivir a los hombres y mujeres de nuestro mundo. Ello supone una manera de vivir, un estilo, un modo de enfrentarse a los retos de la vida en los distintos ámbitos familiares, sociales, políticos, profesionales, etc. Pero no basta estar en ellos, hay que estar como profetas, para anunciar con gesto y con palabra la presencia del Reinado de Dios.

La vocación CVX implica estar en misión. Esto significa que toda nuestra vida, nuestras actividades y nuestros espacios se nutren del envío de Cristo. Para compartir la responsabilidad en la misión, se requiere discernir juntos, enviar y ser enviados, apoyarse mutuamente, y finalmente, evaluar el servicio prestado.

Nosotros compartimos la opción preferencial por los pobres y deseamos que ésta transforme nuestro estilo de vida y se exprese en un compromiso efectivo y solidario con quienes más sufren y no son tomados en cuenta. Cada uno de nosotros está llamado por Dios a hacer presente a Cristo y su acción salvífica en nuestro ambiente. Al mismo tiempo, ejercemos un apostolado organizado o grupal en una gran variedad de formas. Para vivir este compromiso apostólico en sus diversas dimensiones, y para abrirnos a las llamadas más urgentes y universales, la Comunidad nos ayuda particularmente con el discernimiento personal y comunitario.

BAILA PARA EL RESUCITADO

Hoy, nada me impedirá bailar
Y la tierra va a temblar bajo mis pies
¡Yo soy el hombre del baile
Hoy, nada me impedirá cantar
¡Y la humanidad se emocionará!
¡Yo soy el hombre de la alegría de vivir!

Hoy…
Ni el hombre, ni la pobreza, ni la sequedad
Ni la malaria, ni el sida, ni la guerra…
Ni la Banca mundial, ni el FMI…
Hoy ¡PASCUAS!
Nada me impedirá de Alabarte
De Cantarte…. de Bailar
Tú has resucitado y Tú me salvas
Tú has resucitado y Tú me haces vivir… sobrevivir
¿Quién mejor que yo puede bailar?
¿Quién mejor que yo puede tocar el tam- tam?

Hoy Señor,
Sobre las cenizas de mi vida
Sobre los esqueletos de mis guerras y hambrunas
Sobre las arideces de mis sequedades…
Yo te canto y bailo para Ti
Yo canto y bailo para mis hermanos y hermanas
Que han perdido el canto y la alegría
Que han perdido la sonrisa y el baile
Pues Tú has resucitado

Ab . Agwaelomu Etombo Mokodi

CVX URUGUAY

Comunidad de Vida Cristiana © 2017

Circo