CVXURUGUAY Comunidad de Vida Cristiana

Rincón de Todos

portada-mes-del-rincon

CVX y el Rincón de Todos

La espiritualidad apostólica que nos nutre nos lleva siempre a tomar decisiones que nos comprometen en la acción, tanto a nivel personal como comunitario. Los Principios Generales, los procesos de formación propios de la CVX, los discernimientos comunitarios y personales, y las orientaciones de las Asambleas Mundiales, nos invitan continuamente a nuevos emprendimientos de servicio y a gastarnos en la acción. Una de las misiones a las que nos podemos sentir llamados es llevar adelante una obra apostólica como Comunidad Nacional.

¿Qué es una obra apostólica?
Una obra apostólica es un servicio estable, inspirado en valores evangélicos y con la intención de hacer explícito y concreto el amor de Jesucristo por todos. La capacidad de desarrollarse y la estabilidad en el tiempo son dos factores claves en una obra apostólica, si queremos dar el mayor  servicio y ser más fieles a la misión. Ambos factores suponen compromiso en el largo plazo, independientemente de las dificultades, en tiempos de prueba o de éxito. Por eso, detrás de una obra apostólica debe haber una personas concretas que asuman la conducción y el liderazgo. Pero, sobre todo, debe haber una persona colectiva, la Comunidad Nacional, que asuma la responsabilidad última, el acompañamiento y el riesgo.

Gestación de una obra apostólica en CVX Uruguay
El discernimiento de la CVX Uruguay sobre si emprender colectivamente la responsabilidad de una obra apostólica se remonta a los tiempos posteriores a la Asamblea Mundial de Itaici 1998. Ya en la Asamblea Nacional del 2000, toma fuerza el Proyecto Apostólico en el Área Social frente a otras posibilidades que se manejaron. En la Asamblea del 2001 se presenta y se vota la concreción del mismo, en la Parroquia San José Obrero y se encomienda trabajar para presentar el proyecto de Club de Niños al entonces INAME.

Nacimiento y Comienzos del Rincón de Todos
El Rincón de Todos comienza a funcionar el 8 de abril del 2002 en condiciones por demás precarias, pero que permiten empezar a construir la mística y a vivir la historia de gracia que allí habría de desarrollarse. Ese difícil comienzo estuvo acompañado de penurias económicas, dado que nunca se logró concretar el apoyo estatal, generando una serie de crisis que sin embargo nunca discontinuaron la atención. Enfrentados a la necesidad, se redobló el compromiso económico de la CVX y sus miembros -aunque al menos la mitad del financiamiento seguía viniendo de donaciones institucionales que se fueron consiguiendo- y se siguió profundizando el trabajo.

Local propio, una nueva etapa
En el año 2008 el Rincón de Todos se trasladó a un local propio –adquirido por CVX- comenzando una nueva etapa que abría otras posibilidades. Dicha decisión significó un salto muy importante en el compromiso con la obra. Luego de un tiempo de afianzamiento en el nuevo local, en el 2010, la CVX explicitó la intención de buscar los medios y recursos para profundizar la acción social y educativa en el Rincón de Todos, más allá del Taller Infantil. Ello se plasmó en un documento normativo que establece el carácter de la obra y sus formas de conducción y de relacionamiento con la Comunidad Nacional. Desde entonces se está trabajando en la gestación de un CAIF y en otras iniciativas que contarían con el apoyo de INAU.

Incorporación a Fe y Alegría
En el año 2009 empezó a dar sus primeros pasos Fe y Alegría Uruguay. Desde un principio consideramos que era natural incorporarnos a este movimiento de educación popular integral y promoción social que, inspirados en los mismos valores que nos guían, tiene décadas de experiencia en el trabajo con los más necesitados en el continente.

Aprendizajes y Desafíos
La gestión de una obra apostólica implica un aprendizaje continuo para seguir creciendo en nuestra capacidad de discernimiento y toma de decisión en común, de “disciplina institucional” y “solidaridad intergeneracional”. No menos importante es aprender a obtener y gestionar recursos económicos y colaborar con otras instituciones, incluyendo la Iglesia y el Estado. No son temas fáciles, pero no estamos solos en dicho proceso. De acuerdo con las líneas trazadas por Itaicí, Nairobi y Fátima, la CVX Mundial y Comunidades Nacionales tendrán que ir aprendiendo, desaprendiendo y re-aprendiendo modalidades de acción apostólica asociativa. Deberán ir encontrando modos, en todos los niveles, de cumplir las funciones de “discernir – enviar – apoyar – evaluar”. Los miembros de la CVX tendrán que ir aprendiendo a participar en esta dinámica, con una conciencia cada vez mayor de pertenecer a un cuerpo apostólico que los potencia, porque da marco, perspectiva y sentido a sus opciones; porque los pone en dinámica de colaboración, les permite integrar los distintos aspectos de su vida cristiana al servicio de los demás y participar más plenamente en la Iglesia de la misión de Jesucristo.

Nota: Recomendamos volver a repasar el siempre vigente documento sobre la CVX y sus Obras Apostólicas, que José Reyes elaborara a nuestro pedido en 2004, de donde se tomaron algunas de las ideas anteriormente presentadas.

Visite nuestro sitio en: http://rincondetodos.org.uy/

perfil-mes-del-rincon

Campaña "Setiembre, mes del Rincón" Boletín Rincón de Todos - set. 2016 objetivos-comunidad

CVX URUGUAY

Comunidad de Vida Cristiana © 2017

Circo